Cómo superar el miedo que te impide dar el salto

Cómo superar el miedo que te impide dar el salto - Marian Rojas Estapé

Tras una etapa desconectada debido al maravilloso mundo de la maternidad, regreso con un post dedicado a un tema clave del ser humano: ¿Qué hacer cuando la vida te llama a dar un salto y surge el miedo?

marian rojas estape

La vida está llena de retos, algunos más fáciles y otros más complejos. ¿Quién sale victorioso de ellos? ¿Qué hace falta para dar el salto y lograr un sueño?

El miedo existe y bloquea. Entender que forma parte de la persona y es clave para su supervivencia ayuda a poder combatirlo. Si no existiera el miedo seríamos personas temerarias, alocadas o imprudentes. A lo largo de la Historia, los grandes inventores no llegaron a sus descubrimientos únicamente a través de sus conocimientos. Siempre hizo falta un paso más: emplear otras herramientas para triunfar.

1) La ilusión. La ilusión no es el contenido de la felicidad, sino su envoltorio. Ilusionarse es vivir hacia adelante, inyectando un toque de pasión a nuestra vida, a nuestras actividades, a nuestras relaciones y nuestro trabajo. Es sentirse vivo. Está íntimamente ligada a la motivación. Esta proviene del latín motivus o motus que significa “causa del movimiento”, es decir un estado interno que activa nuestra conducta y la mantiene a pesar de las dificultades. Decía Edgar Allan Poe, “los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan solo de noche” y tener ilusiones permite soñar.

2) La fe. La fe como convicción de que algo bueno puede surgir a pesar de remar contracorriente. Existe un océano de incertidumbre donde el hombre no ha transitado, pero cuando mantiene fe en el proyecto, uno es capaz de entrar y atravesar esa nebulosa. Los que han llegado a su meta han arriesgado, han avanzado por un camino que no controlaban para llegar al destino que deseaban. En un mundo como el actual donde ansiamos controlar todas las variables de nuestra vida tener fe es difícil. El primer paso es saber lo que uno quiere.

Hay que comenzar por creer que llevamos un talento dentro de nosotros y que existen posibilidades  en nuestras vidas y en nuestro entorno para conseguir ese sueño. Tener fe e ilusión en que eso bueno que esperamos, que anhelamos llegará, es clave para vencer el miedo. La fe profundamente está ligada a la valentía, a la osadía.. Salir del área de confort requiere valentía. ¡Qué peligroso es quedarse estancado porque lo conocido es mejor para nosotros a pesar de que esa inercia mortal a la larga nos perjudica! Nuestro cerebro está capacitado para enfrentarse a la incertidumbre.

3) Constancia y voluntad. Decía Picasso, “la inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando”. Si no somos constantes en nuestro quehacer, en nuestro día a día, resulta difícil que los resultados lleguen como queremos. Constancia es tenacidad, firmeza y perseverancia. No darse por vencido, perseverar a pesar de los problemas y conflictos. Esa constancia se logra a base de continuidad. La persona constante mira adelante con la ilusión de alcanzar la meta propuesta. Cuando se vencen esas dificultades y se mantiene la constancia, uno se siente lleno de fuerza. El habito se alcanza con la repetición de actos. Vencerse en lo pequeño. Un aprendizaje compuesto de entrenamiento. A la larga, la sensación es que uno ha sacado lo mejor que lleva dentro, venciendo los miedos.

nelson mandela

Sé el cambio que quieres ver en el mundo” decía Gandhi. La sociedad se dirige hacia donde cada uno decide ir, adentrarse o aventurarse. El secreto del éxito en muchas vidas se encuentra en la perseverancia en los objetivos.

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”. Tito Livio

Marian Rojas-Estapé

20 Me gusta

MARIAN ROJAS ESTAPÉ

Comentarios

Deja tu comentario


La Dra. Rojas Estapé se reserva el derecho de resumir el contenido de los comentarios recibidos con la finalidad de poder proteger la privacidad de los usuarios de su web.