El abuso sexual no es únicamente una cuestión sexual.

  • El abuso sexual no es únicamente una cuestión sexual - Marian Rojas Estapé
  • Post Image

Dra. Marian Rojas Estapé

Hace un par de semanas participé en un Curso de Verano en la Complutense  “Trauma y abuso en la infancia: Implicaciones para la Salud Mental”, organizado maravillosamente por la Cátedra de Psiquiatría Infantil Fundación Alicia Koplowitz y Servicio de Psiquiatría del Niño y el Adolescente del Hospital Gregorio Marañón. Tenía especial interés en acudir. Desde mi viaje a Camboya donde trabajé y colaboré en diferentes programas de prevención y tratamiento de trata de personas y víctimas de violación en niños y adolescentes, este es ha sido un tema por el que lucho arduamente y trato a muchas víctimas de este tipo de agresiones.

Cuando uno ahonda y reflexiona sobre este problema, se da cuenta que el abuso sexual no es únicamente una cuestión sexual; sino una forma de maltrato. Se trata de presionar a otro (menor, más frágil o vulnerable) a realizar actos que no desea provocándole un perjuicio.

En los últimos años existe un interés creciente en la materia Sin ir más lejos, el mes de Junio salió publicado un artículo sobre el maltrato y abuso sexual en Estados Unidos en la revista JAMA Pediatrics . Los datos mostrados son terribles: 1 de cada 8 niños sufre maltrato entre el nacimiento y los 18 años en EEUU. Según las diferentes cifras que se manejan en Europa se calcula que 1 de cada 5 niños es víctima de alguna forma de violencia sexual. Lo más importante, entre el 70 y 85% de los casos, el agredido conoce al agresor.

Una de las principales ponencias del Curso estaba dirigida a mostrar el impacto del abuso sexual y el riesgo de desarrollar enfermedades físicas y psicológicas a largo plazo. Hoy en día se ha demostrado científicamente que el abuso desencadena un proceso bioquímico en el cerebro (a través del cortisol y otras sustancias neuroquímicas) y psicológico que repercutirá en diferentes sistemas de nuestro organismo. Por citar algunos datos, el trauma sexual aumenta el riesgo de diferentes trastornos mentales: el abuso sexual multiplica por cuatro el riesgo de padecer psicosis; duplica el riesgo de trastorno bipolar o depresión y multiplica por seis el riesgo de tener un trastorno de la personalidad. El 20% de personas con trastorno bipolar ha sufrido abuso sexual en la infancia. Así mismo provoca trastornos físicas como hipertensión, obesidad, enfermedades pulmonares, asma o úlceras gástricas.

¿Cuáles son las razones que impiden o enlentecen el proceso de prevención y ayuda en este campo? Pepa Horno, psicóloga y consultora,  explicó de manera muy clara que una manera de comenzar en la prevención parte de eliminar las falsas creencias que existen sobre este tema:

“El abuso sexual únicamente sucede en las clases sociales medias o bajas”.

– “El abuso sexual sucede mayoritariamente en la adolescencia y preadolescencia”. Las cifras demuestran que es a esa edad cuando son capaces de verbalizarlo, pero desgraciadamente el abuso comenzó mucho antes.

“El abuso sexual lo cometen hombres desconocidos, bajo efectos de drogas o con un trastorno psiquiátrico”. Hoy en día se sabe que la mayor parte de los casos se produce por personas cercanas, conocidas y en muchas ocasiones del circulo más intimo del niño. En general estos casos no suceden por el consumo de sustancias, ya que son el resultado de una planificación. El agresor, debido a la confianza o cercanía que tiene con el niño, amenaza a éste para que no cuente la agresión.

David Finkelhor, sociólogo americano experto en estudiar abuso sexual y violencia, en sus estudios señala que la relación agresor-víctima, uno de los principales factores de riesgo es la cercanía.

El terapeuta debe estar preparado para este tipo de tratamiento. Cuando realicé mi labor en Camboya  aprendí varias lecciones. Para poder realizar una terapia adecuada:

hace falta conocimiento sobre el tema y saber cómo tratarlo con los chicos y chicas de diferentes edades.

– para poder ayudar el terapeuta precisa paz y fortaleza interior, en muchas ocasiones un proceso de reconciliación consigo mismo y con su pasado.

– hay que saber mantener un buen grado de empatía sin radicalizar nuestra posición (sin trasmitir una alarma ni una negación al suceso).

sentido del humor. Hay situaciones realmente muy duras que remueven y bloquean incluso al terapeuta; encontrar briznas de alegría en esos momentos puede ser un ingrediente para la salud mental de la víctima y del terapeuta.

manejo del estrés y angustia en los momentos pico o más intensos de las entrevistas o para gestionar las diferentes emociones que van surgiendo a lo largo de las sesiones.

Es por tanto fundamental poder realizar una adecuada prevención tanto a nivel de los niños pero también formando profesores, padres, educadores en los diferentes ámbitos donde hay chicos.

Los estudios muestran que los programas de prevención son eficaces para disminuir riesgo de que sucedan estos abusos en la infancia. Tanto el agresor (sea adulto o adolescente) como la víctima deben recibir el tratamiento adecuado para evitar que esas agresiones se sigan perpetrando en ese u otros chicos.

1 Me gusta

MARIAN ROJAS ESTAPÉ

Comentarios

  • Elena R. de Dorado

    Escrito el 5 agosto, 2014

    Responder

    Yo sufri abusos sexuales desde los 9 a los 14 años, no tuve el valor de decirlo hasta muy tarde, ahora tengo 25 estoy diagnosticada de trastorno limite de personalidad, he pasado por mas de 15 psicologas hasta hace cuatro años que conoci la unidad de trastornos de la personalidad del hospital general de catalunya y donde me estan ayudando mucho sobre todo a sufrir menos y a querer vivir, mi abusador fue mi abuelo, soy de una familia de la alta sociedad catalana y tengo problemas de autolesiones desde los 10 años… una autentica pesadilla…

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 5 agosto, 2014

      Responder

      Cuanto siento lo que me cuentas y también que hayas tenido que pasar por tantos terapeutas. Me alegro mucho que hayas encontrado un lugar donde te estén ayudando. Sí necesitas cualquier cosa quedo a tu disposición. Un saludo

      • Elena R. de Dorado

        Escrito el 8 agosto, 2014

        Responder

        Gracias Mariam, es dificil y creo q nunca se llega a superar pero vas aprendiendo a vivir con ello… ahora por lo menos tengo el valor de poder escribirlo en un blog cosa q antes era realmente imposible… pero ya sabras q el porcentaje es muy alto y a algunas nos toca… gracias por tu publicacion y por trabajar con gentee como yo!

    • Gerardo Gonzalez

      Escrito el 7 agosto, 2014

      Responder

      favor de checar Terapia de E.M.D.R. resultados rápidos y eficaces te la recomiendo

    • Laura

      Escrito el 7 septiembre, 2014

      Responder

      Hola Elena. Siento mucho lo que dices y me alegro de que ya estés mejor. Yo estoy en una situación similar y quería preguntarte si ya haces vida completamente normal y como te ha afectado lo que te pasó a la hora de tener pareja. Gracias por tu testimonio. Un beso enorme.

  • Petrus Sariego

    Escrito el 6 agosto, 2014

    Responder

    Marian,

    Nuevamente has tratado de forma clara e interesante un tema que, por desgracia, sigue existiendo. Enhorabuena!!! Sigue adelante con este blog que hace mucho bien!!!

    Nihil difficile volenti.

    Besin.

  • maby

    Escrito el 6 agosto, 2014

    Responder

    Marian! Siempre te leo admiro mucho tu interes humano y tu forma de desarrollar la empatia en temas tan profundos como estos…vivimos en tiempos compulsivos donde es comun preguntar que tomas?.. en vez d preguntar que haces?.. tan cierto todo! Besos y admiracion desde buenos aires

  • Marian Rojas Estapé

    Escrito el 6 agosto, 2014

    Responder

    Maby! Gracias por tus palabras, espero poder viajar pronto a tu tierra!! que quedo con tu frase… Hay que actuar, “obras son amores y no buenos…farmacos…”
    Un saludo

  • Jose Luis

    Escrito el 8 agosto, 2014

    Responder

    Gran post Marian!.Parece que la inercia de la herencia espiritual recibida va perdiendo fuerza y parece que colectivamente lo que se le ocurre a cualquiera es que o volvemos a Dios o esto se autodestruye.Un abrazo Marian .Perdona por mi vuelta apocliptica pero yo lo veo asi.

  • Ana Colmenares

    Escrito el 10 agosto, 2014

    Responder

    Marian muy interesante tu post, como siempre!!! Son temas que pensamos pasaron a la historia y desgraciadamente están más vigentes que nunca… Otro reto para los que nos toca vivir el mundo de hoy! Un abrazo…

  • Rodrigo

    Escrito el 19 agosto, 2014

    Responder

    Hola Muy interesante lo descrito y me surgen algunas preguntas . Es posible darse cuenta en un hombre de unos 30 años sí fue objeto de abuso en su infancia (cuando no tenía más de 5 años) ? En qué se debería poner atención ? Marian quedo atento a tu respuesta . Bendiciones

Deja tu comentario


La Dra. Rojas Estapé se reserva el derecho de resumir el contenido de los comentarios recibidos con la finalidad de poder proteger la privacidad de los usuarios de su web.