TRABAJAR CON DROGADICTOS EN BARCELONA

TRABAJAR CON DROGADICTOS EN BARCELONA - Marian Rojas Estapé

Desde principios de septiembre he comenzado a trabajar en la Unidad de Adicciones del Hospital del Mar en Barcelona . Este centro abarca un área deprimida de la ciudad, por tanto el perfil de pacientes que se observan en consulta son el más claro ejemplo del grave problema delictivo y peligroso de la zona.

El Parc Salut de Mar engloba varios centros diferentes; el propio Hospital de Mar (donde comencé las primeras semanas) y otros lugares como el Centro Forum donde me encuentro trabajando actualmente.

TRABAJAR CON DROGADICTOS EN BARCELONA - Marian Rojas EstapéEn los próximos artículos narraré trozos de historias reales que han llegado a mis oídos durante estos meses, modificando ciertos datos, pero manteniendo sentimientos, sensaciones para poder transmitir lo que significa trabajar aquí.

barcelonaMe avisaron para valorar a un señor de mediana edad, que vivía en el Barrio de la Mina (uno de los barrios más deprimidos de Barcelona) por una sobredosis de heroína y alcohol con un fallo hepático severo.

–          Yo llegué a Barcelona hace unos 6 años, buscando algo mejor tras haber salido de la cárcel por robo. Robaba para mantener a mis hijos, no era con mala intención. Intenté trabajar en algo de la construcción pero no me fue posible, y al poco empecé a juntarme con gente del barrio y probé las drogas duras. De joven yo ya había probado la cocaína y la marihuana pero no quería probar el caballo. -Añade sonriendo- para mi, esos eran yonkis, yo en cambio, controlaba.

Entristece la mirada y prosigue:

– Ahora soy un yonki como ellos. Me siento culpable, metí a mi hermano en esto y murió hace dos meses por SIDA. Yo también tengo el virus pero quiero tratarme. Vivo en un piso con más personas, no les conozco mucho, a veces nos reunimos para compartir la droga que conseguimos.

Se queda en silencio, en ese instante los dos miramos a través de la ventana. Este Hospital tiene un paisaje maravilloso. El mar se presenta delante de nosotros, suntuoso, inmenso, con el reflejo del sol chispeando entre sus aguas.

Me mira de nuevo y dice,

–          Es bonito el mar, ¿no?

Callo, en estos casos es mejor escuchar y esperar.

TRABAJAR CON DROGADICTOS EN BARCELONA - Marian Rojas EstapéMantiene la mirada hacia el infinito y con una voz que me sorprende por su energía me dice:

-Quiero salir de esto, quiero volver a ver a mis hijos. Sabe Doctora, tengo cuatro hijos de dos mujeres distintas. Quiero que sepan que tienen un padre- mira al suelo- porque quizá piensen que estoy muerto.

Ahora si, hablo, intervengo. Le animo porque su vida tiene un sentido, tiene que encontrarlo ahora, es el momento. Este ingreso en el Hospital es una oportunidad para salir, mirar hacia delante y rehacer su vida. Me responde tristemente que la droga está en todas partes:

–          Es tan fácil conseguirla que me cuesta decir que no.

En ese instante ambos miramos por la ventana. Me señala a un chico de unos 30 años que se encuentra estático, apoyado en un banco, cerca del paseo marítimo; y con un hilo de voz me susurra… “quédese mirándole unos minutos… ”.

Efectivamente, un instante después, alguien se cruza por la calle, se para un instante ante él, un intercambio rápido, ya, unos billetes por una bolsita con un contenido mortífero. El chico joven no se ha movido apenas, el otro transeúnte se aleja por el paseo.

Mirándome fijamente el paciente me dice,

–          ¿Entiende ahora? Es demasiado sencillo conseguir lo que te mata en este mundo.

Este es un ejemplo más de historias impactantes que escucho diariamente. Desgraciadamente, es una más…  No ha sido ni la más dura ni la chocante. Desde que estoy aquí he conocido otro tipo de pacientes, de historias, biografías desgarradoras.

Sigo por la zona durante unas semanas más tratando pacientes del Barrio del Besos, la Mina… Barrios conocidos por ser peligrosos y difíciles. En los próximos días seguiré narrando algunos pedacitos de historias que impactan y que demuestran la lacra que producen los tóxicos, eso que destruye las personas por dentro. En ocasiones estas personas lo que necesitan es un apoyo, un amigo, un médico, alguien de buena voluntad que se cruce en sus vidas y les ayude a reorientar el camino que escogieron en un momento de su vida.

 

barcelona

  Me gusta

MARIAN ROJAS ESTAPÉ

Comentarios

  • aryLondn

    Escrito el 9 octubre, 2012

    Responder

    un millon de gracias doctora por compartir esas historias y vidas tan duras!!
    las fotos son buenisimas todas y la ultima traza muy bien los caminos….
    y como convences tu a este hombre para que salga de esa adiccion??? que pasos le propones??? claro esta que si el no pone de su Voluntad…. pero ya haber dado el paso de ir al Hospital… o le recojisteis…..????? me encanta como lo narras todo!!!
    te envio un fuerte beso mi tesoro!!!!

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 10 octubre, 2012

      Responder

      Querida Ari, es un tema muy complejo y hace falta un equipo preparado en tema de Adicciones para abordar este tipo de pacientes. A muchos de estos pacientes se les encuentra por la calle porque son “sin techo”. Es raro que ellos solos acudan a pedir ayuda. Iré contando alguna historia más para que entiendas como es esto…
      Un beso muy grande!!!

  • Miguel Angel

    Escrito el 10 octubre, 2012

    Responder

    Extremecedora realidad de la que una parte de la sociedad no conoce, estigmatiza o desgraciadamente en algunos casos prefiere ignorarla.
    Estas personas, para darle un nuevo sentido a su vida deben superar varios retos personales para los que es indispensable tener un punto de apoyo muy fuerte.
    En primer lugar desengacharse de la droga que ya es un hito complicado de por sí, pero después se añade la difcultad de integrarse en la sociedad especialmente en estos momentos tan duros que vivimos.
    Muchos ánimo Marian y enhorabuena por tu trabajo.
    Un beso desde Madrid.

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 10 octubre, 2012

      Responder

      Muchas gracias Miguel Angel, efectivamente es un mundo poco conocido pero dramático y dificil.
      La importancia de poder reintegrarse es algo que se trabaja cada vez mas.

      Un abrazo,

  • José Luis

    Escrito el 10 octubre, 2012

    Responder

    Marian. Perdona que escriba. Sólo decirte que creo que esta gente son el sintoma como otros (aborto, desempleo y separaciones masivas, soledad, etc) que creo que demuestran que nuestra sociedad está moralmente gravemente enferma y estas personas son unas victimas como tantas otras. Sólo parece en mi opinión que un cambio de paradigma social hará que tanto sufrimiento se mejore a medio plazo. Yo creo que estamos ante el fracaso de la sociedad liberal que en veinte años se verá insostenible. Por supuesto que mientras tanto hay que hacer toda esa labor callada que tantas personas como tu haceis por rehabilitar e insertar en la sociedad. Gracias por compartirlo perdona por mi intromisión. Un saludo José Luis

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 11 octubre, 2012

      Responder

      Gracias por tu comentario. El mundo de las drogas es muy complejo. Gracias a Dios ahora existen más dispositivos y profesionales estudiando este tema lo que ayuda a estas personas,
      El problema radica en el porqué se llega a situaciones así de duras, y vidas tan rotas, en muchos casos irreversibles.
      Gracias por seguir mi blog y comentar siempre. Un saludo.

  • MM

    Escrito el 14 octubre, 2012

    Responder

    Buenas tardes Marian,
    Perdona el retraso, pero mis hijos han trasteado el ordenador y hasta este fin de semana no he podido leer tu desagarrador comentario.
    Pobre hombre, que labor tan apasionante tienes entre manos… Pero una vez mas, estaras a la altura de las circunstancias!!
    Espero que hayas solucionado el problema de aquella pareja en proceso de divorcio del que me hablaste, el del piso de londres y Barcelona con tantos, menudo drama… Y que tipo tan majo!!
    Un beso,

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 14 octubre, 2012

      Responder

      Muchas gracias por tu comentario. Sé que estás liado con temas personales y profesionales y agradezco el tiempo de leer mi blog.
      El protagonista de mi historia ha salido de las drogas, y me dijo que en momentos que yo dudara de la capacidad de alguien de salir de ese infierno, recordara su historia. Le dije que escribiria (con su permiso) en mi blog, y se mostró contento de poder ayudar en algo.
      Seguiré por Barcelona unas semanas más.
      Un abrazo y enhorabuena por las buenas noticias.

  • Juan V.

    Escrito el 13 enero, 2013

    Responder

    Muy bueno tu artículo. Creo que la adicción es una enfermedad terrible y digo enfermedad porqué así lo cataloga la OMS. La adicción a las drogas es terrible, los drogadictos son generalmente personas que ya de nacimiento tienen una fuerte predisposición a generar una adicción y para su desgracia se encuentran con las drogas.

    No obstante, no hace falta ir a un centro de rehabilitación, mira a tu alrededor, vivimos en la sociedad de la evasión. No hay un bar en España que no tenga un par de inquilinos solitarios cada día dandose su medicina. No hay fin de semana sin botellón para una gran mayoría de jóvenes. Y podemos seguir con las adicciones: al sexo, a las compras, al móvil,…..

    • Marian Rojas Estapé

      Escrito el 13 enero, 2013

      Responder

      Gracias Juan! Completamente de acuerdo contigo y sobre todo en el tema de las nuevas adicciones tipo movil o tecnologías.
      El cerebro funciona de manera similar con todas ellas.
      La adicción es algo mucho mas frecuente en la sociedad de ll que uno puede pensar a primera vista.

      Gracias por tu comentario! Un saludo,

Deja tu comentario


La Dra. Rojas Estapé se reserva el derecho de resumir el contenido de los comentarios recibidos con la finalidad de poder proteger la privacidad de los usuarios de su web.